Transparencia, toda una política de Gobierno

Editorial

No es coincidencia que en el primer Consejo de Gobierno del año hablamos de transparencia como una política que todos debíamos abordar en la Administración Municipal. Y no es un caballo de batallas, ni un trofeo para exhibir, ni se trata de decir que somos los más puros y que al final algunos hechos nos hagan quedar mal. Se trata realmente de una decisión, por respetar la posibilidad que la ciudadanía nos ha dado de llegar a este importante cargo.

Por eso desde el día cero, y se lo hicimos saber a todo nuestro equipo, la transparencia debía convertirse en una cultura que moldeara el comportamiento de cada funcionario, para garantizar el respeto por la administración de recursos, pero también el respeto por la ciudadanía. Porque es claro, que la transparencia no sólo se mide por la eficiencia en la ejecución de los recursos públicos, sino también por la garantía del acceso a la información de Gobierno por parte de la ciudadanía, de forma oportuna, veraz y eficiente. Es decir, en la medida que yo haga públicas las convocatorias, contratación, evaluaciones, auditorías, avances de obras, y demás procesos de la administración municipal, permito claridad en mis actuaciones, pero también empodero y permito a la comunidad, hacer un control efectivo de nuestro desempeño. Y todas esas acciones las hemos implementado a cabalidad.


Por eso tampoco es coincidencia que nuestro primer acto de Gobierno este año, luego de la posesión, fuera el de la creación de la Red de Transparencia, un acto que nos permitió presentar la declaración de renta de cada uno de los integrantes del equipo de gobierno, junto a la mía y la de mi esposa y que reposan en la página web de la Alcaldía de Neiva, para la revisión de cada ciudadano, que le permita comparar al final, el capital con el que iniciamos gobierno y con el que terminamos. Pero más allá de eso, la red de transparencia que yo presido, es una instancia que permite, que en cada dependencia de la Administración Municipal, se adopten las medidas, procedimientos y acciones tendientes a generar la cultura de la transparencia en el Municipio.


Allí ha sido fundamental la capacitación permanente que hemos propiciado a funcionarios públicos y contratistas para que entienda la dimensión y la importancia de la Ley 1712 de 2014, pero además, de la política de Gobierno que creamos y que es pieza clave en nuestro Plan de Desarrollo.


Por eso, hablar de transparencia, no es algo nuevo en esta administración; denunciar la corrupción, no es una coincidencia o un acto popular; generar controles a la actuación de los servidores, no es una acciones descabellada; auditar procesos no es algo nuevo; generar garantías en la contratación es una obligación, pero también un acto consecuente; e investigar a los funcionarios que cometen irregularidades, debe ser un procedimiento del mayor rigor. Es por eso que queremos empezar a mostrar más de todo lo que estamos haciendo por convertir la transparencia en una cultura, en un comportamiento permanente de cada uno de los integrantes de nuestro equipo.

Gorky Muñoz Calderón
Alcalde de Neiva