Derechos Humanos, Esmith Duarte

Administración Municipal vigiló cumplimiento de los Derechos Humanos durante protesta social

La Oficina de Paz, el Ministerio Público y Organizaciones de Derechos Humanos acompañaron la protesta del 21 de septiembre en Neiva, como gestores de paz, brindando garantías para libre y pacifica manifestación.
Avance de la marcha por las calles de Neiva

La Administración Municipal Primero Neiva, a través de la Oficina de Paz y Derechos Humanos, acompañó la manifestación convocada en el municipio para el día 21 de septiembre, con el objetivo de brindar las garantías para el desarrollo de una protesta social pacífica, que implica vigilar el respeto por los Derechos Humanos.

Para Esmith Duarte Cano el balance de la jornada fue positivo, pese a uno que otro hecho de alteración que se presentó. “Estamos muy satisfechos por el acompañamiento que se pudo hacer tanto del Ministerio Público, como la Administración Municipal y Organizaciones Defensoras de Derechos Humanos. Se puede decir la mayoría de la manifestación transcurrió en completa calma”, indicó la funcionaria.

Esmith Duarte Cano, jefe de la Oficina de Paz y DD.HH.


Durante el recorrido se pudo observar a diferentes gestores de paz, que marchaban debidamente identificados y decididos a que la actividad se realizará de la forma más armónica posible; algunas de las organizaciones con las que se coordinó para apoyar este proceso fueron el Consejo Municipal de Paz, Reconciliación y Convivencia; la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra (Redepaz), la Red Departamental de Derechos Humanos y la Oficina de Derechos Humanos del Consejo Superior Estudiantil, entre otros.

Gestores de paz, supervisando cumplimiento de Derechos Humanos

Derecho a la libre protesta
Como se comprometió la Administración Municipal y la Policía Metropolitana de Neiva, los uniformados que acudieron a acompañar la protesta, lo hicieron sin ningún arma u objeto que pudiese lesionar la vida de los manifestantes, así como se mantuvo ausente el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD).


“Se nos ha respetado el derecho a la protesta, no vemos presencia del ESMAD, ni policías armados, nos han cumplido esos puntos que acordamos. Simplemente estamos diciendo libremente que queremos que se reivindiquen nuestros derechos, queremos justicia y queremos paz”, comentó María Ruth Dussán Hernández, presidenta de la Corporación Mujer Cacica Guaitipan.

María Ruth Dussán Hernández, presidenta de la Corporación Mujer Cacica Guaitipan

Rechazo a actos violentos
La jefe de la Oficina de Paz y Derechos Humanos, manifestó su rechazo a los actos aislados vandálicos que se presentaron durante la protesta, ya que opacan la expresión de las verdaderas inconformidades por las que han salido a manifestarse los ciudadanos, en este caso la violación de los derechos laborales y los asesinatos de líderes sociales, entre otros.

“Infortunadamente un policía recibió un recipiente vacío en su rostro y el camarógrafo de la Alcaldía un impacto muy fuerte con un huevo en su rostro. Esos fueron los únicos accidentes con personas que registramos durante la jornada”, indicó la jefe de la Oficina de Paz.

Añadió que con la intención de prevenir cualquier acto y proteger las edificaciones del municipio, ya fueran públicas o privadas, se realizaron cadenas humanas entre miembros de la policía, la Defensoría, Personería e integrantes de la Oficina de Paz, mientras avanzaban los marchantes.

Finalmente, algunos manifestantes expresaron su agradecimiento por los espacios de interlocución que ha brindado la Administración Municipal y la Oficina de Paz.
“Teniendo en cuenta todo lo que ha venido sucediendo en diferentes ciudades del país, nosotros aplaudimos y saludamos la intervención que tuvo la Oficina de Paz, junto con otras organizaciones de Derechos Humanos para poder brindar seguridad a las personas que asistimos al espacio”, manifestó Paula Albarracín González, tesorera de la Junta Directiva del Consejo Superior estudiantil de la Universidad Surcolombiana.

Paula Albarracín González, CSE de la Universidad Surcolombiana