Alcaldía de Neiva e INPEC avanzan en solución a crisis carcelaria

Las conversaciones buscan mejorar las condiciones de las personas privadas de la libertad en el Centro Penitenciario.

Una reunión para revisar y buscar posibles soluciones a la problemática carcelaria que se vive en el departamento, adelantó la Alcaldía de Neiva junto con el INPEC, para definir compromisos y metas claras que permitan mejorar las condiciones de vida de las personas allí recluidas, disminuir el hacinamiento, evitar que se presenten contagios de COVID-19 y garantizar la seguridad de los internos.


El secretario de Gobierno Faiver Hoyos Hernández, manifestó que dentro los planes de mejoramiento que se tienen proyectados está la entrega de una camioneta tipo Van que servirá para trasladar a internos a consultas médicas, controles, audiencias, entre otras actividades.

“En este periodo de gobierno de nuestro alcalde Gorky Muñoz Calderón, se le estará entregando al Inpec, un vehículo para 9 pasajeros que será utilizado para todo el apoyo de personas privadas de la libertad”, dijo el Secretario de Gobierno.

Secretario de Gobierno Faiver Hoyos Hernández

De igual manera, con este apoyo interinstitucional se tendrá un seguimiento de mejora continua para atender las problemáticas que se registren dentro del penal.

Asimismo, se realizará una revisión al personal que actualmente está interno en el Centro Reclusorio Provisional ubicado al sur del municipio donde se espera la voluntad del INPEC para que se vayan recibiendo las personas privadas de la libertad al centro penitenciario ubicado en Rivera.
A su vez, habrá protocolos de bioseguridad para COVID-19 y posteriormente se avanzará en esas decisiones. Entre tanto INPEC continúa garantizando la alimentación al personal del Centro Reclusorio de Canaima.

“Tenemos la mejor voluntad, hemos llegado a esta posición y sabemos de la problemática, esperamos trabajar en equipo para mejorar el entorno, junto a la Alcaldía de Neiva vamos a hacer equipo” dijo Jimmy Puentes, director del INPEC.

Jimmy Puentes, Director del INPEC

Actualmente en la cárcel existen 1.333 personas, donde gracias al cumplimiento y seguimiento se ha podido reducir el número de internos afectados por COVID-19, que ascendían a 200 y ahora es de 8 personas.

Finalmente y no menos importante, las partes hablaron de la posibilidad de la construcción de un nuevo pabellón en la cárcel, en el que la Alcaldía y la Gobernación harían significativos aportes.