Alcaldía de Neiva seguirá llegando a los territorios para vacunar a adultos mayores

Las vacunas representan una esperanza para los neivanos en medio de la crisis que ha generado el virus COVID-19. Los adultos mayores de 80 años indicaron que confían en la vacuna y por eso hacen un llamado a las demás personas a que se inmunicen.

Los habitantes de los corregimientos de El Caguán y Fortalecillas expresaron su alegría porque la ESE Carmen Emilia Ospina llegó a sus comunidades y vacunó a los adultos mayores, quienes, en algunos de los casos, presentaban dificultad para movilizarse hasta la ciudad.

En la jornada participó Edelmira Medina, de 82 años, una de las bizcocheras más tradicionales del corregimiento de Fortalecillas. “Yo desde que tenía 15 años horneo. Tengo 82 años, o sea que tengo más de 60 años en esta labor. Yo soy de las bizcocheras más antiguas de Fortalecillas, porque las otras ya han muerto”, sostuvo Edelmira.

Edelmira Medina, de 82 años.

Ella, detalló que dejó de realizar su labor por más de tres meses debido a las medidas que se adoptaron para contener el virus COVID-19. Pese a su edad, sigue siendo una mujer fuerte, trabajadora y llena de salud; por eso se vacunó contra el coronavirus, para seguir irradiando vivacidad.

Además, agregó que confía en Dios y en la vacuna, por eso está a la expectativa de aplicarse la segunda dosis, aprovechando que la institucionalidad está llegando con jornadas de inmunización a zonas apartadas de la ciudad. “Es más cómodo para uno que vengan hasta aquí, porque son muchos los abuelos que viven solos. Muy agradecida porque vienen acá y gracias al Señor”, dijo.

Edelmira hace parte de las más de 18.905 personas que a fecha del 5 de abril, habían sido inmunizadas en Neiva, es decir que, de las 24.629 dosis asignadas al Municipio, se ha cumplido con el 76,8% de la aplicación.

“Nos está previniendo de muchas cosas”

En la misma jornada, asistió Georgina Mosquera de Perdomo, de 81 años, acompañada de su hija, Yaneth Perdomo Mosquera, y de su gran aliado, su bastón. De manera contundente afirmó que confía plenamente en la vacuna Sinovac, porque la cuidará del virus COVID-19. 

Georgina y su familia.

“Hay abuelitos que no han venido a aplicarse esta vacuna, pero les aconsejaría que lo hicieran, porque esto nos está previniendo de muchas cosas. Uno no siente nada”, sugirió Georgina.

Por su parte, Yaneth Perdomo indicó que, aunque a su mamá ya le fue aplicada la primera dosis de la vacuna anticovid, seguirá teniendo los cuidados necesarios para proteger la salud de Georgina.

“Inicialmente le notificamos que era lo mejor. Gracias a Dios ella no tiene enfermedades de base. Entonces, confiamos que esta vacuna sea favorable tanto para ella como para todos los abuelitos”, expresó Yaneth. 

Yaneth dijo que se siente muy satisfecha porque la ESE Carmen Emilia Ospina llegó con su equipo de vacunación hasta el corregimiento de Fortalecillas, pues ella estaba esperando que la Nueva EPS confirmara la cita para la vacunación de su madre, sin embargo, la espera no hizo falta.

“Aprovechamos esta jornada de vacunación que vino a Fortalecillas, porque mi mamá no se podía desplazar por el tema de la edad. Entonces, me parece muy satisfactorio esta jornada”, indicó.

Hay que destacar que la institución demostró que, pese a las dificultades en el agendamiento de la población priorizada, se logró continuar con lo programado, disponiendo de otros mecanismos de participación como la vacunación extramural.

“He cumplido con el requisito”

A la felicidad por la jornada de vacunación también se sumó María Rubiela Castro Perdomo, hija de una adulta mayor que se vacunó contra el COVID-19. “Estamos felices por haber cumplido este deseo que todos tenemos de ser vacunados. He cumplido con ese requisito de traer a mi mamá para vacunarla”, sostuvo.

María Rubiela Castro Perdomo.

“Ayuda para la continuidad de la vida de mi padre”

Finalmente, Luis Alberto Cuchimba Flórez, indicó que la jornada fue una oportunidad de vida para su papá, de 98 años. “Es una bendición de mi Dios. Agradecerle a la Alcaldía, a la Secretaría de Salud Municipal y Departamental, y al Gobierno Nacional, porque esta vacuna es una ayuda para la continuidad de la vida de mi padre”, precisó.

Luis Alberto Cuchimba Flórez.