Neiva con talento del campo para el mundo

Aromas, texturas y sabores, nos deja el programa Nexport, que potencializa los productos locales para llevarlos a mercados internacionales.

Por Daniela Muriel

Comunicaciones Alcaldía de Neiva

No necesariamente los jóvenes deben irse a ciudades capitales para ‘progresar’, el campo, por ejemplo, es un espacio para encontrarnos con nuestras raíces y disfrutar de la simplicidad. El cacao y café, productos por los que Neiva y el Huila son reconocidos a nivel internacional, se cosechan precisamente en sectores recónditos, verdes, y únicos.

Esa pasión por el agro me la transmitió Jorge, quien, con su sonrisa característica al presentar su producto, Yaya, – la idea es que los jóvenes no se vayan. Debemos ‘cultivar’ el amor por el campo. Me siento orgulloso de estar en la finca, tener tranquilidad, esa es mi esencia- dijo.

Jorge Luis Vargas Mono, creó Yaya Chocolate junto a su familia, un emprendimiento que nació desde el 2018 como marca, pero su historia se desarrolló años atrás, desde que sus padres tienen la finca en la vereda El Piñuelo, corregimiento de San Luis.  Allí han cultivado cacao, lo han procesado y transformado para disfrutarlo desde su mesa, y ahora nos deleitan con las sabrosas tazas de chocolate Yaya.

Cuando era niño – recuerda Jorge – tomaba chocolate con gusto, y la pasión de su papá por el cacao, la conservó para llevarla a otro nivel,  a una empresa reconocida, con metas de exportación, y con un nombre que nos llena de orgullo, -agregó con entusiasmo-, ya que la finca se adorna y baña por las aguas del río Yaya, nombrado así por los indígenas que se asentaron en el sector y que representa el lugar donde se abre la piel, una herida, una yaya; lo que sucedió con el río que cortó la piel de la montaña para llegar al río Baché. Allí, con manos neivanas se transforma el cacao en chocolate de mesa completamente artesanal.

Fusión

En 2019 nació Kakaówa, como un ritual para disfrutar el cacao con una fusión de sabores tradicionales y un recorrido por los sentidos, que componen un diseño de chocolate sin aditivos, como un proyecto universitario que pasó de ser una investigación para convertirse en la empresa de Felipe Hernández.

Felipe ha querido brindarle experiencias únicas a quienes prueban sus productos, una combinación de achiras, cholupa, y lulo, que se fusionan con el chocolate y deleitan. – Nuestros productos están hechos para brindar experiencias a quienes aman el chocolate – explicó.

Las expresiones de Felipe a pesar de ser tímidas, son contundentes y firmes, esas que sólo se pueden lograr cuando se conoce y se hace con pasión. Kakaw representa ‘Jugo amargo’ y Cacao ‘Alimento divino’, unidas crean la palabra Kakaówa, una empresa familiar con miras a los mercados internacionales, que día a día se fortalece, con el propósito de alcanzar este sueño. 

‘Esposos con aroma’

-A nosotros no nos corre sino café por las venas- así empezó la conversación Andrés Quintero de Maran Café, una empresa que creó con su esposa Margarita.  Ambos no sólo han construido un matrimonio, también los une el nombre, “Mar”garita+ “An”drés = Maran, y un lazo de afecto por aquellas semillas de café que han llegado a Estados Unidos, fruto de sus esfuerzos.

Algunos dicen que el amor lo puede todo, pero en ellos la unión de amor y café, rompe todas las barreras, -nosotros le apostamos al proceso honey y natural, estamos haciendo que nuestro trabajo con el café no nos cueste recursos naturales como el agua, y que se dé a través de transformaciones verdes-, comentó Andrés, mientras miraba sus productos, con los que ha llevado experiencias exóticas a otras partes del mundo, una idea que se plantearon desde que iniciaron con Mran y que hoy es una realidad. 

-El café especial se debe tomar en tres pasos, caliente para saber que es bueno, tibio para reconocer que es muy bueno y frío para definir si es una buena taza de café-, concluyó.

Jorge, Felipe y Andrés, son tres de los 70 empresarios que están capacitándose en el programa Nexport de la Alcaldía de Neiva, que, de acuerdo a Rafael Sánchez, jefe de la Oficina de Internacionalización y Proyectos, hace un acompañamiento con capacitaciones y alistamiento de productos.

-Nos alegra que productos como café de Maran, estén siendo exportados a través de nuestro programa, eso nos alienta a seguir trabajando por consolidar una política de exportación sólida y sostenible-, destacó el funcionario.

La experiencia con Nexport, se está llevando a cabo en medio de cafetales, cacao, artesanías, y gran variedad de ideas que están cautivando al mundo, porque el potencial neivano está pasando fronteras. El camino es largo.