Secretaría de Paz lidera implementación de obras con contenido restaurador en Neiva

Construir carreteras, mejorar acueductos o hacer labores de alfabetización son apenas tres de las posibles obras, que pueden realizar los comparecientes de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, para reparar el daño causado a víctimas del conflicto armado.

Abonar el camino hacia la paz y la reconciliación, es uno de los grandes compromisos de la Administración Municipal Primero Neiva, objetivo que se consolida a través de la Secretaría de Paz y Derechos Humanos, que en este momento lidera un proceso para la implementación de Trabajos, Obras y Acciones con contenido restaurador-reparador, TOAR, en el municipio.

De acuerdo con Esmith Duarte Cano, secretaria de Paz, se ha articulado con la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, capacitaciones y encuentros para el desarrollo del TOAR, con el objetivo de reparar a víctimas del conflicto armado y aportar a la verdad.

“Los comparecientes han expresado su voluntad de crear este TOAR. El paso a seguir es trabajar con las organizaciones de víctimas que estén dispuestas a recibir estas u obras o acciones. Es un compromiso importante que se viene haciendo y que ayuda a la construcción de paz y sobre todo a la restauración del tejido social”, indicó la Secretaria de Paz.

Esmith Duarte Cano, secretaria de Paz y DD.HH.

¿Qué son los TOAR?
Es uno de los instrumentos creados dentro de los Acuerdos de Paz, para buscar entre comparecientes y víctimas del conflicto armado, la forma para resarcir los daños ocasionados durante el conflicto armado, en un escenario de justicia transicional, así lo indicó Ricardo Ruiz, asesor jurídico de la Secretaría de Paz.

Ricardo Ruiz, asesor jurídico de la Secretaría de Paz

¿Quiénes pueden realizarlo?
Las personas sobre las que la JEP tiene competencia. Es decir: excombatientes de las Farc-EP; integrantes o exintegrantes de la fuerza pública que hayan cometido delitos en el marco del conflicto; agentes del Estado no miembros de la fuerza pública; y terceros civiles que hayan tenido participación en hechos de esa misma naturaleza. Los comparecientes deben participar directa y activamente en su ejecución.

En cualquiera de los casos, los TOAR deben ser pactados con las víctimas, quienes son garantes, veedoras y acompañantes de todo el proceso.